COVID-19 : NOS HEMOS ORGANIZADO PARA OFRECEROS EL MEJOR SERVICIO POSIBLE. Espana envío gratis !

0

Tu carrito está vacío

10 reglas de oro del porteo

enero 22, 2020 4 translation missing: es.blogs.article.read_time

Lo has decidido: quieres portear a tu bebé. Es una idea muy buena ♡ Sin embargo, quizás no sabes por dónde empezar, tienes miedo de hacer algo mal o te encantaría conocer los puntos esenciales para padres principiantes que comienzan a portear a su bebé. ¡Te presentamos nuestros 10 consejos para convertirte en una profesional porteando a tu bebé! 

 

  1. Respeta la posición fisiológica del bebé

El porteo debe respetar obligatoriamente la posición fisiológica de tu bebé, conocida como la posición "M".  De hecho, esta es la posición natural que el bebé toma cuando lo acurrucas contra ti, un punto medio entre sentado y agachado. La espalda de tu bebé debe estar curvada, su pelvis inclinada de forma natural, sus rodillas dobladas a la altura del ombligo y sus muslos orientados hacia arriba y separados para que nada pueda forzar sus caderas. Finalmente, la cabeza debe mantenerse en línea con el eje de la columna vertebral para que descanse sobre el pecho del portador.

  1. Mantén despejadas las vías respiratorias del bebé

En el portabebés, tu bebé debe mantener la cara descubierta para que pueda respirar sin ningún problema. Deberías ver su pequeña nariz y su barbilla libres de cualquier obstáculo. Por esa razón, se recomienda especialmente la posición erguida en el porteo, sobre todo si tu bebé sufre de reflujo.

  1. Portea a tu bebé en una postura alta

A veces, ver la cara de tu bebé en el portabebé no es suficiente para asegurarle una posición cómoda, sin mencionar que también tienes que pensar en tu espalda. La posición ideal para la cabeza de tu bebé es en la parte superior de tu pecho, justo en la posición ideal para besarlo. De esta forma, ¡debes ser capaz de comértelo a besos sin tener que inclinarte!

  1. Ajusta bien la tela

Debes ajustar bien la tela de tu portabebé Studio Romeo de forma que el bebé esté bien sujeto contra ti. Por lo tanto, ¡es normal que al principio te sientas un poco apretada! En tu espalda, las cintas deben permanecer totalmente planas. En la parte delantera, asegúrate de cruzarlas bien sobre la parte superior de la espalda del bebé para que cubran sus hombros. Bajo sus glúteos, la tela de AMBAS cintas debe extenderse de una rodilla a la otra.

Además, como con una bufanda clásica, no dudes en ajustar la tela dando una o dos vueltas sobre tus hombros. Finalmente, recuerda que debes tirar de la tela sobre tus hombros para evitar el "efecto murciélago".

  1. Ten precaución con un recién nacido

Un recién nacido es tan pequeño que no siempre sabemos cómo portearlo... Sin embargo, ese es el momento en el que el bebé siente más la necesidad de estar acurrucado contra nosotros. Realmente, las reglas son las mismas que para portear a un bebé más grande, pero hay que prestar especial atención en respetar las reglas anteriores. También recuerda apoyar su cabeza con la ayuda de un poco de cinta hasta que pueda sostenerla por sí mismo. Si no te sientes cómoda, puedes colocar a tu bebé en posición orientada hacia ti, manteniendo la brecha natural de las caderas.

  1. Viste a tu bebé de forma adaptada

Si hace calor, no olvides que el portabebé actuará como una prenda para bebé y no lo cubras demasiado. Si hace frío, no olvides llevar una manta, por si acaso. Además, cubre siempre las extremidades para proteger a tu bebé del frío o del sol.

  1. Vístete en modo portabebé

Además de cubrir al bebé, también es esencial pensar en ti misma. Para mayor comodidad, portea a tu bebé sobre una camiseta o un jersey delgado, y luego cúbrete con una chaqueta, un abrigo, una bufanda... Esto evitará a los dos un golpe de calor en el caso de que haga sol, y por tu parte, te sentirás con más libertad para moverte sin arriesgarte a despertar a tu bebé dormilón.

  1. Protege a tu bebé del sol

Si tienes la suerte de vivir en un lugar muy soleado o simplemente quieres disfrutar del sol mientras das un paseo con tu bebé en el portabebé, no olvides proteger a tu hijo del sol. Para ello, lleva siempre una gorra, gafas de sol y protector solar. No escatimes en medios para cuidar su piel frágil.

  1. Permanece atenta a las sensaciones

Portear a un bebé es sobre todo una historia de sensaciones. Necesitas estar cómoda durante el porteo, al igual que tu bebé necesita sentirse bien. Permanece atenta a las señales y al comportamiento del bebé y no dudes en ajustar su posición si es necesario.

  1. Solicita compañía si lo necesitas

Si deseas portear a tu bebé, pero no te sientes lo suficientemente segura para hacerlo sola, tienes la posibilidad de contactar con un profesional para que te ayude. Parteras o asesoras del porteo, entre otras, pueden darte valiosos consejos para que te familiarices con el porteo. ¡Tu bebé y tú os convertiréis en inseparables!

 

Puedes utilizar nuestro portabebé Duo de cintas para un porteo de apoyo y otros usos posibles, en función de las necesidades de tu bebé y las tuyas, durante el tiempo que quieras, con la frecuencia que desees... Lo principal es que tu bebé esté bien ♡

Para cualquier pregunta o comentario adicional, no dudes en consultar sección de Ayuda FAQ o escríbenos aquí.

¡Que disfrutes del porteo!

Jeanne y el equipo Studio Romeo